viernes, 5 de marzo de 2010

*

Que olían a sudor,a semen y a flujos vaginales.
Olían a castañas,a río,a saliva.
Olían a mordiscos en carne y a sexo utilizado.
Olían a suspiros de placer a gritos en la madrugada.
A sonrisas,a besos y a marcas moradas en los cuellos y otras partes [im]puras.
Olían a sexo de muchos tipos,porque nos escatimábamos en gustos.
Olían a tardes y noches desenfrenadas
de un no parar de amor amordazado.

Que olían a todo eso y más,
sus sábanas,
las que compartíamos de vez en cuando.

1 comentario:

GoRa dijo...

Olian a desemfrenadas orgias, a cuerpos desnudos exentos de pudor...Olian a despreocupaciones debajo de las sabanas y a sudores que conjuntamente formaban la mejor de las fragancias.

Olian a gloria.


Me ha encantado lo que has escrito, de tal manera de que sin pudor he leido todo tu blog ^^

Que no te cambien el olor de los incredulos que forman la sociedad.




GoRa:]